Nueva York

ONU: visiones contrapuestas de los presidentes latinoamericanos

Diferencias en los discursos de Bolsonaro, Petro y Boric en el marco de la 77° Asamblea General de la ONU. El debate giro en torno a la política sobre el medio ambiente, la “supuesta” lucha contra el narcotráfico y las democracias.

“En cuanto al medio ambiente, Brasil es un ejemplo para el mundo”

Como es costumbre, el primer mandatario de América Latina en hablar fue el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. El presidente tuvo varias declaraciones controversiales.

En un claro tono electoral, describió un escenario en el cual su gestión recibe un gran apoyo popular en las calles. Sin mencionar a su principal contrincante, pero señalando que estuvo preso, declaró que su gobierno “acabó con la corrupción sistémica” en Brasil.

La política con respecto al medio ambiente es uno de los pilares más discutidos del gobierno bolsonarista. A contramano de las múltiples denuncias de medios de comunicación y activistas, el mandatario sostuvo que “el 80% de la Amazonia sigue intacta y prístina”.

 “La guerra contra las drogras y la crisis climática han fracasado”

A contramano de Bolsonaro, Gustavo Petro expresó que “la guerra contra las drogas es irracional”. En una clara crítica a la política impulsada por EE UU, el colombiano argumentó que “disminuir el consumo de drogas no necesita de guerras, necesita que todos construyamos una mejor sociedad”.

En su contundente discurso también abordó la cuestión ambiental. El presidente colombiano declaró que en lugar de “quemar la selva” y llenarla de “venenos” (agroquímicos) para buscar erradicar plantas como la coca, se debería luchar contra los factores de poder que se enriquecen con las adicciones de las personas, la producción de drogas y promueven el consumo de energías que dañan al planeta, como el petróleo y el carbón.

Sentenció que “detrás de la adicción a la cocaína y a las drogas, detrás de la adicción al petróleo y al carbón, está la verdadera adicción de esta fase de la historia humana: la adicción al poder irracional, a la ganancia y al dinero, y aquí la enorme maquinaria mortal que puede extinguir la humanidad”.

Boric defendió la democracia

El Presidente de Chile puso el foco de su discurso en la importancia de defender la democracia y solucionar los problemas comunes. “Me rebelo frente al abismo que algunos pretenden cavar ante la legítima diversidad de opiniones. Y desde Chile, declaramos nuestra voluntad de ser constructores de puentes ante esas brechas que nos impiden encontrarnos como sociedades diversas”, señaló.

Además, se refirió a la “crisis humanitaria que vive Venezuela” que lleva a un “flujo migratorio inédito en la región”. Por otro lado, habló sobre la importancia de “seguir trabajando para contribuir a la liberación de los presos políticos en Nicaragua”.

El mandatario chileno se refirió al proceso que vive su país luego del rechazo en el plebiscito de reforma de la Constitución.