Sociedad

Un colegio de La Rioja echó a una docente por ir a una marcha

Aldana Cuello, licenciada en filosofía y docente, denunció que el Centro Educativo Diocesano Pio XII en el que trabajaba, la desvinculó por participar de una manifestación en la que se reclamaban derechos LGBTTIQ y cantar consignas contra la Iglesia Católica.

El despido ocurrió en febrero de 2018 pero recién ahora se realizó una audiencia en el marco del juicio laboral iniciado por la profesora y en la que una representante de la institución reconoció el fundamento del apartamiento del cargo

En diálogo con el noticiero de la Televisión Pública, la joven contó que decidió llevar el tema a la Justicia, para que “pudiera ser pensado también desde La Rioja y toda esta región del NOA, porque es súper importante para nosotras y nosotros mostrar lo que sucede en esta región, con todas sus precariedades y también con sus persecuciones y las formas también en la que actúa también la iglesia sobre la educación”.

Cuello tenía cinco años de antigüedad y cinco materias del nivel medio (35 horas cátedra) de este colegio que depende del Obispado local y recibe un subsidio estatal total, es decir, que los sueldos del plantel docente salen de las arcas públicas.

La profesora había sido coordinadora de la Olimpíada Argentina de Filosofía en la provincia y en noviembre de 2017, la institución la había felicitado en la web institucional por haber “preparado, acompañado y estimulado en todo momento” la participación del estudiantado en la Olimpíada Nacional de Filosofía, donde uno de los alumnos de Cuello, Lautaro Ferreyra, obtuvo el primer puesto en el Eje Ético y el segundo lugar, en la competencia que se llevó adelante ese año en Villa La Angostura, Neuquén.

“En la audiencia que se hizo el 31 de agosto, la escuela declara que no me echan por mi enseñanza ni mi desempeño como docente sino porque asistí a una marcha a la que fue a título personal y fuera del horario laboral a favor de los derechos de la comunidad LGTTBIQ”, contó.

Cuello dijo que espera que la decisión que tiene que adoptar el el titular del Juzgado del Trabajo y de Conciliación N° 3 Carlos Castellanos -a cargo del expediente- sea “un fallo favorable para las mujeres trabajadoras, las disidencias de toda esta región del NOA, que es una región particular que como siempre digo es el sur de la Argentina” y “de alguna manera implica reconocer si realmente la Iglesia está por arriba del derecho, de la ley y del Estado o no lo está”.