Economía

Tarifas: aumentos del 9% y conflicto político

Con el aval de Alberto Fernández, Martín Guzmán definió dos subas anuales, que ya rigen, con un primer tramo del 9%. Los cortocircuitos con el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), a través de las Resoluciones 106 y 107 publicadas en el Boletín Oficial, definió un incremento del 9% de la tarifa promedio de los usuarios de Edenor y Edesur que regirá a partir de este sábado.

El Ente Regulador dispuso, de esta manera, una adecuación del 9% promedio en el AMBA y se aclaró que “de haberse aplicado los criterios tarifarios del Gobierno de Cambiemos, el aumento alcanzaría el 160% promedio”, por la acumulación de incrementos no aplicados por el congelamiento vigente desde inicios de 2019.

El organismo regulador del servicio eléctrico destacó, también, que “el Gobierno del Frente de Todos ha priorizado la necesidad de morigerar el impacto tarifario sobre el poder adquisitivo de familias, comercios e industrias”.

Esta decisión se da en el contexto de emergencia económica, sanitaria y energética declarada por la Ley N° 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva; y bajo la emergencia sanitaria que atraviesa la Argentina en el marco de la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, la decisión fue el ojo de una tormenta que incluyó desavenencias entre distintos sectores del gobierno, que trascendieron durante el fin de semana.

Alberto Fernández había acordado con Santiago Cafiero y el ministro de Economía, Martín Guzmán salir del congelamiento tarifario, pero siempre en atención de la situación económica de los argentinos, agravada por los efectos de la pandemia. En esa lógica habían establecido un esquema de suba en dos veces en el año, con un primer tramo del 9%.

Al mismo tiempo que se decidió el incremento, también se definió pedirle la renuncia al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, a quien por lo bajo en la Casa Rosada lo acusan de “incompetencia”.

El eje de la disputa sería el modo en que se aplican los subsidios, y el monto del aumento. Mientras el Ministerio de Economía promueve una aproximación segmentada, que discrimine entre las distintas capacidades económicas de los beneficiarios, el subsecretario Basualdo se inclinaba por el sostenimiento de un esquema “plano”, que aplique a todos los usuarios por igual, para evitar aumentos “desmedidos”. Y propiciaba un aumento de un punto porcentual menos.

En diciembre de 2019 Guzmán le encomendó a Basualdo la tarea de realizar la segmentación, para poder aumentar las tarifas a quienes pudieran pagarlo. Pero a 18 meses de haber asumido, Basualdo no cumplió con la tarea de segmentarlas, de modo que Guzmán, luego de haberlo hablado con el Presidente, decidió pedirle la renuncia de forma inmediata a través del secretario de Energía, Darío Martínez.

Sin embargo, Basualdo se mantendría en su cargo, mientras distintas voces políticas señalan que las versiones de su despido “son operaciones” o rumores maliciosos

La discusión parece haberse saldado en favor a la opinión de Guzmán, ya que el gobierno decidió proceder con el incremento del 9% de la energía, y avanzar en un trabajo de segmentación que estaba visiblemente retrasado para que los subsidios “dejen de ser planos, para todo el mundo”, y lleguen a quienes verdaderamente los necesitan.

En el análisis de la segmentación tarifaria y la asignación de subsidios, en el Gobierno apuntan desde el inicio de la gestión a evitar los “tarifazos” tal como ocurrieron en la era Macri. Es por eso que apenas asumió Alberto Fernández incluyó en la Ley de Solidaridad el congelamiento tarifario para analizar puntillosamente el esquema de tarifas.

En marzo cuando se desató la pandemia del coronavirus, y atento al parate económico sufrido por el efecto del aislamiento, la Casa Rosada definió sucesivas prórrogas del congelamiento hasta llegar a un escenario de reactivación económica, algo que, aunque incipiente, ya se vislumbra desde fines del 2020.

En tanto, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, consideró este lunes “saldada la discusión” sobre el aumento en la tarifa promedio de los usuarios de Edenor y Edesur que comenzó a regir el sábado último, de un 9 por ciento, y señaló que, en el actual contexto, “generar aumentos mayores es muy difícil”.

En este punto, puso el acento en la gravitación que tienen ambas compañías en el conurbano, y aseveró que haber logrado “un incremento menor a dos cifras es importante” y es “una forma de salir de este problema”.

Por otro lado, en declaraciones formuladas esta mañana a El Destape Radio, el mandatario provincial respaldó a Federico Basualdo, a quién calificó como “un excelente funcionario”.