En Vivo

Tensión en Tucumán por el crimen de Facundo Burgos Ferreira

"Facundo no era un asesino", afirmó la tía del niño muerto por una bala policial. Fue en respuesta a la versión oficial, que lo vincula con delincuentes. El autor del disparo está libre.

Compartir

“Está mal la Policía. El era una criatura, era muy querido. Mienten cuando dicen que tenía armas, no hay nada de eso en las fotos. Están equivocados. Facundo no era un asesino de policías. No era como el que asesinó a dos en el parque 9 de Julio”, declaró ante el diario local La Gaceta Hilda Ferreira, tía de Facundo Burgos Ferreira, el niño de 12 años asesinado de un tiro en la cabeza durante una persecución policial a motociclistas con quienes habrían intercambiado disparos.

Tras recibir el disparo, el cuerpo de un niño -quien, según su tía, iba de acompañante en una moto a ver picadas en la zona del Parque 9 de Julio, en San Miguel de Tucumán- quedó tendido sobre el pavimento del cruce de la avenida Avellaneda con el pasaje Río de Janeiro. Fue trasladado al hospital Padilla, donde falleció. Allí se constató que había sufrido una herida de bala en la zona de la nuca, aunque su familia denuncia que la Policía le aseguró, previamente, que su muerte se había producido en un accidente de tránsito.

De acuerdo con la versión que la Policía divulgó en los medios, dos motoristas del servicio policial 911 se cruzaron con tres motos en la avenida Benjamín Aráoz. Al darles la voz de alto, los seis jóvenes emprendieron la fuga hacia la zona de El Bajo, donde comenzó el supuesto tiroteo. Siempre según la Policía, Facundo se trasladaba en una de esas motos. El conductor era un adolescente involucrado en el homicidio de un agente.

A partir de esta versión, la Justicia dejó en libertad a los dos policías acusados por el crimen, aunque aseguró que la investigación continuará. La familia del niño asesinado repudió la decisión y convocó a una marcha en la capital tucumana.

TPA Noticias

Ver más