En Vivo

Los trabajadores del subte paran el viernes

Tras la medida de fuerza de hoy en las líneas A y B, los metrodelegados anunciaron para el viernes la suspensión de las líneas C y D. Rechazan la paritaria del 15% firmada por la UTA.

Compartir

El plan de lucha que llevan adelante los metrodelegados, que hoy mantuvo interrumpido el servicio de las líneas A y B hasta el mediodía y que continuó con la apertura de molinetes durante dos horas, tendrá un nuevo capítulo este viernes, con un paro que se desarrollará desde la 0 hora hasta las 12 en las líneas C y D.
Así lo anunció esta tarde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), que resolvió la continuidad del plan de lucha ante lo que señalaron como la falta de respuesta a su reclamo de un mayor aumento salarial al acordado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), del 15 por ciento, y de marcha atrás a las suspensiones impuestas por la empresa a 70 trabajadores.
Desde la 0 hora de hoy y hasta el mediodía, la medida de fuerza de los metrodelegados mantuvo interrumpido el servicio de las líneas A y B, en tanto, una vez reanudado el servicio en ambas trazas, hubo apertura de molinetes en distintas estaciones de esas mismas líneas hasta las 14.
La misma modalidad se repetirá entonces, de acuerdo con lo anunciado, este viernes, cuando la medida de fuerza se realice, a partir del inicio de la jornada y hasta el mediodía, en la línea C -que va desde Retiro a Constitución- y en la D -que recorre desde la estación Congreso de Tucumán hasta Catedral-.
Luego del mediodía, en distintas estaciones de ambas trazas, los trabajadores encolumnados en la AGTSyP realizarán una apertura de molinetes y difundirán los motivos de las protestas entre los pasajeros.
El gremio del subte, enfrentado con la UTA, informó que “sumado a la falta de respuesta del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a nuestro pedido de diálogo por paritarias, la empresa concesionaria Metrovías realizó un ataque directo a compañeros, delegados y miembros del Secretariado Ejecutivo enviando 70 telegramas con sanciones” y que a “algunos incluso piden el desafuero para aplicarlas”.
A raíz de estas sanciones, los metrodelegados resolvieron profundizar el plan de lucha que viene desarrollando desde hace semanas a raíz del acuerdo paritario sellado entre la UTA y la empresa Metrovías.
“Esperemos que entre hoy a la tarde y mañana a la mañana el gobierno de la Ciudad salga del autismo y convoque a una mesa de negociación urgente a Metrovías, a Sbase y a nuestro sindicato, para poder acabar con este conflicto”, reclamó hoy Roberto Pianelli, secretario general de los metrodelegados.
La concesionaria decidió ayer la suspensión de más de 70 trabajadores que participaron en las protestas en rechazo de la paritaria del 15,2 por ciento firmada por la UTA.
Según la compañía, las sanciones fueron impuestas a quienes “ocuparon instalaciones y abrieron molinetes y puertas de emergencia para facilitar la evasión y/o la normal prestación de los servicios”, y “no atenta contra el derecho de huelga porque los sancionados fueron identificados como partícipes en acciones ilegales”.
“Esas sanciones son de aplicación inmediata, a excepción de los delegados gremiales que tienen tutela sindical, lo que requiere una autorización judicial previa, por lo que se iniciaron acciones ante la justicia laboral en reclamo de su desafuero”, sostuvo la empresa a través de un comunicado de prensa difundido ayer por la tarde.
Además, en el comunicado, Metrovías consignó que realizó “la denuncia correspondiente ante las autoridades laborales en demanda de que se declare la ilegalidad de los paros generales y se califique al subte como servicio esencial”.
Por otro lado, la empresa ratificó que la paritaria se firmó el 12 de abril último y “está siendo abonada según lo acordado; fue rubricada por las partes intervinientes y ajustada a derecho y, por ello, no puede ser desconocida por ninguna de las asociaciones gremiales”.


Fuente: Télam

TPA Noticias

Ver más