En Vivo

ESTADOS UNIDOS, FRANCIA Y REINO UNIDO LANZARON ATAQUES CONTRA SIRIA

Fue en represalia por el presunto uso de armas químicas por parte del gobierno del presidente sirio Bashar Assad contra civiles, según expresó Donald Trump.

Compartir

Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron esta noche en conjunto ataques militares contra Siria, en represalia por el presunto uso de armas químicas por parte del gobierno del presidente sirio Bashar Assad contra civiles y para disuadirlo de que vuelva a hacerlo, anunció esta noche el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Trump dijo desde Washington en un discurso televisado a la nación que ordenó “ataques de precisión” contra objetivos en Siria asociados con el programa de armas químicas, en coordinación con el Reino Unido y Francia.
Los ataques fueron ordenados en represalia por el supuesto ataque con armas químicas del gobierno sirio del presidente Bashar al Assad contra la ciudad siria de Duma, situada en la periferia de la capital Damasco, lo que, según Trump, fue “una escalada significativa” en el prolongado conflicto sirio, que el mes pasado entró en su octavo año.
“No son las acciones de un ser humano, sino los crímenes de un monstruo”, señaló el mandatario estadounidense, citado por la agencia de noticias DPA.
Trump no proporcionó detalles sobre el ataque conjunto con británicos y franceses, pero analistas militares entrevistados por la cadena CNN aseguraron que incluye descargas de misiles de crucero lanzados desde el espacio aéreo sirio.
No obstante, el mandatario republicano deslizó que el objetivo del ataque es “un fuerte elemento de disuasión” contra el uso de armas químicas.
Las explosiones iluminaron los cielos sobre Damasco, cuando Trump anunció los ataques aéreos y desde buques desde la Casa Blanca, reportó la televisión estatal siria, que al mismo tiempo informó que las defensas aéreas respondieron al ataque.
En tanto, numerosos medios europeos y estadounidenses informaron de explosiones en Damasco, aunque por el momento se desconoce la localización precisa del ataque.
Pocos minutos después a la alocución de Trump el presidente francés Emmanuel Macron y la primer ministro británica Theresa May también anunciaron la operación ya en la madrugada de sus países.
“No podemos tolerar la banalización en el uso de las armas químicas, debemos castigar a Bashar al Assad”, afirmó Macron, según reprodujo la radio France Info.
De su lado, May aseguró que no había “alternativa viable a la intervención de las fuerzas militares” para conseguir que el gobierno sirio deje de utilizar armas químicas”, reportó la BBC.
Por su parte, la agencia estatal siria, SANA, aseguró hoy que las fuerzas de defensa aérea del país “están haciendo frente al ataque estadounidense-franco-británico contra Siria”.
SANA difundió este breve mensaje poco después de que Trump anunciara los ataques conjuntos con Francia y el Reino Unido con misiles lanzados desde aviones y buques.
Trump, que había amenazado con el ataque una y otra vez, sostuvo en la Casa Blanca: “Estamos preparados para mantener esta respuesta hasta que el gobierno sirio ponga fin a la utilización de armas químicas”. Dirigiéndose a Rusia -que hoy denunció que el ataque fue armado por el Reino Unido para buscar la reacción de Estado Unidos- y a Irán, los principales aliados del gobierno sirio, lanzó: “¿Qué tipo de naciones quieren ser asociadas con el asesinato masivo de hombres, mujeres y niños inocentes?”.
El Ejército sirio ya llevaba días en alerta y se había retirado de algunas de sus bases para ofrecer menos superficie de ataque a Estados Unidos y sus aliados, Francia y el Reino Unido que afirmaron tener pruebas del ataque, aunque evitaron darlas a conocer.
La escalada comenzó con un supuesto ataque químico contra la ciudad siria de Duma, entonces aún controlada por rebeldes, el pasado 7 de abril. En ese ataque contra la localidad situada en la región de Ghouta Oriental murieron al menos 42 personas, según la organización humanitaria Cascos Blancos, ligada a la oposición siria y apoyada por Turquía, recordó el diario francés Le Monde.
Más de 500 personas fueron hospitalizadas, según el vespertino galo.
El primero de dos grupos de expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) tenía previsto empezar este sábado la investigación en el terreno sobre el presunto ataque, desmentido por el gobierno sirio que permitió la llegada de expertos del organismo multilateral con base en la ciudad holandesa de La Haya.
Sin embargo, su mandato no es determinar quién fue responsable de la acción, sino determinar si realmente tuvo lugar un ataque con armas químicas.
En la mañana del viernes Rusia acusó al Reino Unido de haber escenificado el supuesto ataque químico en Siria para provocar que Estados Unidos aumentase su intervención en el conflicto.
“Tenemos pruebas de que Reino Unido está directamente involucrado en la organización de esta provocación”, dijo en Moscú el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konachenkov, citado por la agencia de noticias rusa Tass.
No es la primera vez que Estados Unidos, que apoya militarmente a varios de los diversos grupos y milicias opositoras, y el presidente Trump atacan directamente al gobierno de Al Assad.
Hace un año, militares estadounidenses atacaron una base aérea siria como reacción a un ataque químico con decenas de muertos en la ciudad de Jan Sheijun del que expertos de la ONU responsabilizaron a Al Assad.
Pero la intervención de Estados Unidos entonces fue considerada simbólica.
En los últimos años al gobierno sirio se lo acusó una y otra vez de utilizar armas químicas y en cada ocasión negó estar detrás de esos supuestos ataques y facilitó la llegada de expertos internacionales para investigar sobre el terreno.

Las repercusiones no tardaron en llegar, los Gobiernos de diversas partes del mundo comenzaron a expresar sus posiciones sobre los “ataques de precisión” lanzados anoche contra Siria por Estados Unidos, Francia y Reino Unido en represalia por el presunto uso de armas químicas por parte del gobierno del presidente Bashar Al Assad.
China rechazó el ataque conjunto al considerar que es contrario a la Carta de Naciones Unidas, viola el derecho internacional y complica la búsqueda de una solución al conflicto.
“Cualquier acción militar unilateral que eluda al Consejo de Seguridad es contraria a los propósitos y principios de la Carta de la ONU y viola los principios y normas básicas del derecho internacional”, indicaron en un comunicado emitido por una portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying.
Rusia, por su parte, confirmó que no usó sus defensas en el ataque de Estados Unidos.
“Nuestros sistemas antiaéreos no fueron usados. Ningún misil (aliado) entró en la zona” defendida por Rusia, dijo en una rueda de prensa el jefe de operaciones del Estado Mayor ruso, Serguéi Rudskoi.
Sin embargo, las defensas rusas desplegadas en la base aérea Jmeimim y en el puerto de Tartus, en la provincia siria de Latakia, “fueron puestas en alerta de combate”, mientras que “cazas rusos sobrevolaban” la zona, precisó el general.
Holanda tildó de “proporcional” y “correcto” el ataque de EEUU a través de una declaración de su primer ministro, Mark Rutte, según la agencia EFE.
“El gobierno holandés considera probable que se hayan usado armas químicas y que el régimen sirio sea responsable. La comunidad internacional no puede aceptarlo y, por lo tanto, entendemos la reacción de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, que es proporcionada y correcta dadas las circunstancias”, dijo en un comunicado.
Rutte también lamentó que Rusia haya utilizado su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, del que Holanda forma parte actualmente, para impedir cualquier investigación sobre uso de armas Químicas por parte del presidente sirio Bashar Al Asad.
Italia, a través de su presidente, Paolo Gentiloni, afirmó que el bombardeo debe “quedar circunscrito” y aseguró que ningún avión despegó de las bases militares en territorio italiano.
“Lo que ha sucedido tiene que quedar circunscrito y puede servir como señal de alarma y de estímulo para poner en el centro el proceso de dialogo”, agregó.
Para Gentiloni, la comunidad internacional no se puede “resignar, ni tolerar” el uso de las armas químicas y se debe hacer todo lo posible para “prevenir e impedir su utilización”, concluyó.
Egipto, por su parte, expresó su “gran preocupación” por las consecuencias de “la escalada militar en Siria” tras la acción conjunta de esta madrugada de Estados Unidos, Francia y Reino Unido.
La cancillería egipcia afirmó que teme “las consecuencias por la seguridad del pueblo sirio y la amenaza a los entendimientos alcanzados en la determinación de las zonas de distensión” en el país árabe, rechazó el uso de “armas prohibidas internacionalmente” y pidió una investigación “transparente”.
El primer ministro belga, Charles Michel, dijo “comprender” la acción militar conjunta de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra instalaciones de armas químicas en Siria.
“Bélgica condena firmemente el uso de armas químicas en Siria y comprendemos la acción conjunta de Estados Unidos, Francia y Reino Unido”, dijo Michel en un mensaje publicado en Twitter.
“Ahora debemos centrarnos en la negociación política para evitar una escalada”, agregó.

Fuente: Télam

TPA Noticias

Ver más