En Vivo

Con el sol como testigo

El 5 de abril de 1818 tuvo lugar la Batalla de Maipú, un hecho histórico que selló la independencia de Chile y de América Latina, y consagró a San Martín como "El Libertador".

Compartir

Tras la derrota en Cancha Rayada, el general José de San Martín, al mando de fuerzas argentino-chilenas reunió sus tropas de 5.000 hombres y se enfrentó en los llanos de Maipú (Chile), al ejército realista comandado por el general español Osorio.

Este enfrentamiento desembocó en una batalla sangrienta, que duró toda la jornada. La victoria fue total y se incrementó en América Latina el sentimiento independentista. Sin este contundente triunfo, posiblemente San Martín no hubiera podido llevar adelante la expedición al Perú y sin ella, el esfuerzo de Bolívar desde el norte de América del Sur no hubiera podido derrocar la influencia realista en Perú. La independencia de la América hispana se hubiera demorado.

Durante el enfrentamiento, el Director General de Chile Bernardo O’Higgins, convaleciente de una herida recibida en Cancha Rayada, se presentó en el campo de batalla junto a los milicianos de Aconcagua y Santiago con los cadetes de la Academia Militar, justo cuando los realistas tocaban la retirada.
“¡Gloria al salvador de Chile!”, exclamó el líder chileno al encontrarse con El Libertador.

A doscientos años de la batalla final, el “Abrazo de Maipú”, una obra de Pedro Subercaseaux, retrata este encuentro simbolizado la amistad argentino-chilena y cooperación entre los paises hermanos.


La Batalla en una imagen


Repercusiones en las redes


Fuente: Ministerio de Defensa

Sociedad

Ver más